Nuestra Historia

You Are Here: Home / Nuestra Historia

Agualoe S.L. es una empresa que se dedica a la producción de Aloe barbadensis, su transformación en frío y elaboración como jugo alimentario de la manera más natural, ecológica y sostenible posible.

Nuestra materia prima proviene de la plantación que existe en la misma finca donde procesamos.

En Agualoe S.L. es una empresa familiar nacida hace 2 años, ubicada en la zona rural de Agua de Bueyes municipio de Antigua en Fuerteventura. En ella se encuentra la zona de cultivo ecológico de Aloe barbadensis, y la planta de fabricación cosmética y alimenticia.

Nuestra materia prima proviene de las plantas que existe en la misma finca donde procesamos las hojas, que tienen aproximadamente tres años. Es importante tener en cuenta, que los ejemplares deben tener al menos, dos años para que las hojas sean lo suficientemente grandes para su utilización y con las concentraciones adecuadas de sustancias como los carbohidratos para su mejor aprovechamiento.

Hacemos productos diferentes, con un alto contenido en aloe  y usando siempre ingredientes naturales y aptos para cosmética natural.

Todos nuestros productos son fabricados de forma natural, ecológica y sostenible posible  y se procesan a temperatura ambiente, no se calientan.  Por este motivo no usamos parabenos, siliconas, carbómeros, ni ningún otro derivado del petróleo.
Tenemos unas diez mil plantas repartidas en varias zonas de cultivo.
Las condiciones climáticas de Fuerteventura son ideales para el cultivo de esta planta, porque requiere mucha luz y muy poca agua.
El Aloe barbadensis es una planta muy resistente, no es atacada por plagas de manera que no es necesario usar ningún tipo de plaguicida ni fertilizante. Los cuidados que necesita son simplemente cortar las flores y eliminar las plantas bebes que crecen junto a la planta madre.

Los productos cosméticos están elaborados con el máximo porcentaje posible de Aloe  fresco ecológico, cultivado, elaborado y envasado en nuestra finca y fábrica en Fuerteventura.

Llevan ingredientes naturales y de origen vegetal, libres de químicos y tóxicos que puedan perjudicar nuestro organismo.

Tienen los componentes mínimos necesarios para la efectividad de la formulación y todos son biodegradables.

Son procesados a temperatura ambiente con el máximo ahorro de energía.

No llevan agua añadida y sin pasteurizar para mantener al máximo la eficacia de los principios activos.

Están libres de fenoxietanol, dimeticonas, acrilatos, omg, pegs, nanopartículas, ftalatos.

No contienen colorantes, perfumes sintéticos, ni conservantes nocivos. Tampoco irritantes ni tóxicos celulares.

Tienen el olor propio del Aloe vera, o bien una sutil pincelada de aceites esenciales puros, cuidadosamente seleccionados, que aportan un ligero aroma junto a sus propiedades y beneficios extra.

Han sido creados, diseñados y envasados para garantizar la integridad y el disfrute de su contenido.

Traducir »